Entretenimiento

Siete revelaciones de la entrevista de Meghan y Harry con Oprah Winfrey

En la entrevista de dos horas, la pareja conversó sobre el sexo de su segundo hijo, las vicisitudes que tuvieron que pasar como miembros de la realeza y cómo es la relación actual entre Harry y su padre

Desde su salida de la realeza, Meghan y Harry se habían mantenido en silencio sobre todo lo concerniente a la Familia Real británica. Sin embargo, anoche decidieron poner fin a lo que por mucho tiempo habían callado. En una conversación con Oprah Winfrey de dos horas, transmitida por la cadena estadounidense CBS, la pareja hizo impactantes revelaciones. Conversaron sobre el sexo de su segundo hijo, las vicisitudes que tuvieron que pasar como miembros de la realeza y cómo es la relación actual entre Harry y su padre.

Tendrán una niña

Hace poco la pareja anunció que está en la dulce espera de su segundo hijo, del cual anoche revelaron el sexo: “¡Es una niña!”, confesó Harry a la presentadora de televisión con mucha emoción. De acuerdo con los duques, la bebé nacerá para verano de este año y no tienen planes de continuar agrandando la familia.

Se casaron tres días antes de la ceremonia oficial

Tanto Meghan como Harry estaban conscientes de que su boda era una ceremonia para el mundo y no tanto para ellos, por lo que decidieron casarse tres días antes en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, para poder pronunciar los votos que de verdad querían. “Llamamos al arzobispo y le dijimos: ‘Mira, este espectáculo es para el mundo, pero queremos una unión solo con nosotros’”, confesó. De hecho, los votos que enmarcaron en su habitación son los de ese día.

Meghan pensó en quitarse la vida

Tras preguntarle sobre una revelación anterior, en la que aseguraba que ser miembro de la realeza en Reino Unido es casi imposible de sobrevivir, Megan hizo una de las revelaciones más fuertes de la entrevista: llegó un momento en el que no quería seguir viviendo.

“Simplemente ya no quería seguir viviendo. Fue un pensamiento constante, real y aterrador”, dijo, para luego añadir que se sintió tan avergonzada de ese pensamiento que no quiso confesarlo a su esposo, sobre todo por las pérdidas que ya ha sufrido.

Como si fuera poco, la duquesa declaró haber solicitado ayuda al Palacio de Buckingham, para que la llevaran a un centro donde la asistieran, pero se la negaron. Como ‘solución’ al problema mejor optaron por limitar sus actividades y salidas de casa, lo que solo empeoró la situación, pues la llevó a sentir una profunda soledad.

La realeza se preguntaba qué tan morenos serían sus hijos

 

Al parecer a los miembros de la realeza no les agradaba la idea de que Harry tuviera un hijo con una afrodescendiente, pues cuestionaban qué tan moreno este podría salir. Aunque Meghan ni Harry quisieron mencionar nombres de quienes hacían este tipo de comentarios, la exactriz dijo que la realeza tomó la decisión de no conceder el título de príncipe a su hijo, ni la seguridad oficial que conlleva ser el bisnieto de la reina.

La tensa relación entre Harry y su padre

A pesar de todo lo ocurrido, Harry aseguró tener una muy buena relación con su abuela, la reina Isabel II. Sin embargo, con quien no mantiene una relación tan cordial es con el príncipe Carlos, su padre.

El hijo de Diana dijo que Carlos simplemente dejó de responder a sus llamadas una vez la pareja se encontraba en Canadá luego de haber renunciado a los privilegios de la realeza. “Me siento realmente decepcionado porque él ha pasado por algo similar, sabe cómo se siente el dolor y Archie es su nieto”, aseguró a Oprah. Asimismo, señaló que “hay mucho dolor” y arreglar esa relación seguirá siendo una de sus prioridades, pues siempre querrá a su padre.

Además del cariño, Harry dijo sentir una enorme compasión por Carlos y su hermano mayor, William. “Mi padre y mi hermano están atrapados. Ellos no pueden irse”. Y él sabe lo que es sentirse así, pues también estuvo atrapado y no veía salida.

Kate hizo llorar a Meghan

Al ser cuestionada sobre el incidente previo a su boda con Harry, en el que supuestamente había hecho llorar a Kate, Meghan aclaró lo sucedido: “Ocurrió lo contrario”, al tiempo que acusó a la casa real británica de estar dispuesta a mentir para proteger a otros miembros de la familia.

“Unos días antes de la boda, ella (Kate) estaba disgustada por algo relacionado con los vestidos de las niñas, y eso me hizo llorar, hirió mis sentimientos. Pensé que, teniendo en cuenta el contexto de todo lo que estaba ocurriendo esos días, y sabiendo lo que estaba pasando con mi padre, no tenía sentido no apoyarme como estaba haciendo todo el mundo”, confesó la duquesa de Sussex. Sin embargo, aseguró que Kate se disculpó y le dio flores después del incidente, por lo que rechazó dar detalles en la entrevista sobre lo acontecido ese día.

Sin miedo a las consecuencias de sus declaraciones

Todo lo dicho sobre la Familia Real británica podría traer consecuencias en la vida de la pareja como en la de sus hijos; sin embargo, Meghan aseguró a Oprah no tener miedo. “No voy a vivir mi vida con miedo. He perdido muchas cosas. Perdí a mi padre, perdí a un bebé. La vida merece la pena. Merece la pena vivir”, contestó luego de ser cuestionada sobre la repercusión de sus revelaciones.

Fuente: DL

Deja tu comentario:

Botón volver arriba