Entretenimiento

“Plagio”, una serie mexicana con bajo presupuesto que cuestiona la moralidad

Fue hecha por profesionales salidos del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México

“Plagio La Serie”, que se estrena este viernes, relata un trasplante de cerebro y, dentro de la ficción, lo hace parecer algo no tan lejano a la vez que reta al público “a que pongan de su parte”, explicó a Efe Fabián Corres, protagonista de la producción.

“(’Plagio’) está hecha con una motivación distinta sobre la iniciativa hacia la gente, busca retar un poco a que -y esto ha sido siempre parte de mi profesión- la gente ponga de su parte, no solamente da las cosas solucionadas”, expresó el actor.

A pesar de que su estreno será a través de Amazon Prime, el presupuesto para “Plagio” fue reducido, algo que Corres consideró una de las mayores virtudes de la producción.

Publicaciones relacionadas

“Es una serie de bajo presupuesto y eso a mí me aparece atractivo, me parece que hoy en día es una buena salida porque hay tanta competencia y tanto contenido que hay que investigar desde diversos diseños”, indicó.

En este sentido, el actor opinó que en Latinoamérica en ocasiones se carece de “iniciativa” para hacer series que se alejen del melodrama o de lo que le vaya a gustar sí o sí al público.

UNA APUESTA POR LOS JÓVENES

Además, “Plagio” está hecha con profesionales salidos del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), otro de los puntos fuertes de la serie, consideró Corres.

“A diferencia de Europa e incluso Estados Unidos, (en México) tienes que probarte para que crean en ti. En Canadá empiezan a los 19 con su opera prima y a los 23 tienen tres películas… ‘Plagio’ es un grito a eso, tiene un llamado a que la gente joven en México está muy preparada y saben hacer muy bien las cosas”, expuso.

“Plagio” se adentra en la vida del Dr. Víctor Carpio (Corres), un neurocirujano viudo que lucha contra sus valores para curar la extraña enfermedad degenerativa de su hija, Carla (Abril Sanz).

Dado el tema que trata la producción, para Corres lo mejor sería que se generara conversación y controversia, aunque no sea el objetivo o labor inicial.

Los trasplantes ya se han intentado, sin éxito, en la vida real y en “Plagio” se consigue, así que el argumento central de la serie se basa en todas las dicotomías y debates morales que surgen para el doctor, quien lucha por lo que más ama, su hija.

Es por esto que el autor huye de clasificarla como thriller o melodrama y más bien la define como “serie psicológica”.

“Tiene la atención en lo psicológico, sobre las reservas que tenemos hoy hacia nuestro propio entendimiento y que tienen que ver con el gusto por uno mismo fuera de los estándares de redes sociales. Se centra en hasta dónde serías capaz de explotar o hasta dónde eres capaz de corromperte para salvar a tu hija”, compartió.

Corres se encuentra inmerso, además del estreno de “Plagio”, en su ópera prima, en cuyo guion llevaba trabajando más de siete años.

Hace año y medio se estrenó “Blanco de verano”, una cinta también de bajo presupuesto que cosechó muchos éxitos en festivales internacionales y que lo alentó a llevar a cabo su proyecto, que se encuentra ahora en postproducción. EFE

Fuente: DL

Deja tu comentario:

Botón volver arriba