Panorama

Nicky Jam: una boda, cuatro hijos y un sueldo millonario

Aunque mucha gente piensa que Nicky Jam (Nick Rivera Caminero) es colombiano o portorriqueño, en realidad el famoso cantante de reguetón nació en Boston. Su padre es de Puerto Rico y su madre de la República Dominicana. Antes de apostar por los aires latinos, el artista rapeaba y fue en un supermercado cuando la esposa de un productor ejecutivo de una discográfica le descubrió. A veces la realidad supera la ficción, y aquel niño que cantaba entre estanterías y zona de congelados ha terminado siendo uno de los artistas latinos más conocidos del mundo; tanto que logró un Grammy Latino en 2015.

Para hablar de todo esto y para divertirse (como dice la coletilla de arranque del programa), Nicky acude al espacio de Antena 3 ‘El hormiguero’; sin embargo, no es la primera vez. Hace unos meses, el artista se sinceraba con Pablo Motos sobre algunos de los momentos más complicados de su vida con relación a sus adicciones y su dramática etapa en la cárcel.

Auge y caída de Jam

Lo que arrancó como una de esas historias que te cuentan y no te lo crees avanzó por un camino incierto y peligroso. Con 14 años grababa su primer disco y poco después conoce a Daddy Yankee. Juntos crean un dúo, Los Cangris, y establecen una fuerte amistad. El éxito fue un caramelo agridulce con un revés peligroso. Él mismo confesaba en una entrevista: “Mucha fama me llegó a una temprana edad y no supe aprovecharla… Muchas irresponsabilidades”. Nicky empieza a consumir sustancias nocivas, lo que le lleva a enemistarse con Yankee, que intenta sacarle de la droga. El resultado: la amistad se rompe en 2004, y mientras Daddy arrasa con el tema ‘Gasolina’, Nicky cae en el pozo de la depresión y la autodestrucción.

A punto de tocar fondo, Jam suma otro golpe: la policía de Puerto Rico le detiene por conducir un coche con denuncia de robo, así que fue enviado a prisión por algunas semanas. Finalmente, viaja a Puerto Rico y se encierra en una habitación para superar el síndrome de abstinencia. Será precisamente Daddy Yankee el que en 2012 le vuelve a dar otra oportunidad.

Una boda, cuatro hijos

Su boda con Angélica Cruz (a la que acudieron Vin Diesel y J Balvin, entre otros) tan solo duró 18 meses: se casaron en febrero de 2017 y en agosto de 2018 ya se podía ver al cantante saliendo a divertirse solo. Esas salidas desataron los rumores que poco después se confirmaban. La pareja aducía “diferencias irreconciliables”. Se realizó la repartición de bienes, entre los que se cuenta la casa que la pareja adquirió en Miami, que se puso en venta y que, según el informativo Telemundo, tenía un valor de 2.249.000 dólares, por lo que Angélica se quedaría con una cifra aproximada de 1.124.500 dólares, además de una pensión que le tiene que pasar el cantante, como aparecía recogido en su acuerdo prenupcial.

El cantante tiene cuatro hijos, aunque para que reconociera a la primera de ellos se vio obligado a someterse a pruebas de paternidad. Ahora es bastante normal verle posando con ellos en sus redes sociales.

© Proporcionado por Vanitatis Nicky Jam, junto a Cydney Moreau. (EFE / Equipo de Nicky Jam)Nicky Jam, junto a Cydney Moreau. (EFE / Equipo de Nicky Jam)

Respecto a su vida sentimental actual, hasta hace unos días mantenía una historia de amor con la modelo Cydney Moureau, pero un año después de comprometerse en el día de San Valentín, el cantante anunciaba su ruptura. “No me gusta hablar de las personas cuando no están allí para defenderse y le tengo mucho amor y mucho respeto a mi expareja. Quedamos en buena tónica y respeto, simplemente no funcionó”, explicaba en una entrevista para ‘Maiky Backstage’.

Archimillonario, Nicky Jam tiene casas en Colombia, una colección de coches de lujo y puede llegar a cobrar hasta un millón por concierto. También es verdad que posee un corazón generoso, algo que tuvo ocasión de demostrar tras el paso del huracán María por Puerto Rico, cuando donó una gran cantidad de dinero, además de realizar conciertos benéficos para diversas causas.

Fuente: Vanitatis

Deja tu comentario:

Botón volver arriba