Nacionales

Madres haitianas pedigüeñas vuelven al ruedo en la ciudad

Luego de semanas en que las autoridades de Migración arreciaran la detención de ciudadanos haitianos ilegales, nuevamente es ostensible la presencia en calles de la ciudad capital de madres cargando bebés, como se observa en la imagen, y niños que limpian vidrios de vehículos ocupando las intersecciones de las principales vías para pedir dádivas.

Luego de que la República Dominicana arreciara las medidas migratorias frente a Haití, la presencia de madres y niños haitianos pedigüeños en las calles fue casi imperceptible. Sin embargo, al pasar el tiempo estos volvieron a las principales vías del país.

Las madres se observan con bebés en brazos y con dulces para vender a los conductores de vehículos que aguardan en las intersecciones, mientras que otras con las mismas condiciones aprovechan y tocan el cristal de uno de esos carros para pedir dinero.

Mientras que los menores haitianos se observaron en varios cruces de la capital, donde pedían junto a un adulto o de forma particular.

Este ambiente se comprobó en la avenida Rómulo Betancourt con Núñez de Cáceres y en esta última con Sarasota.

Asimismo, en la Abraham Lincoln con José Amado Soler y esquina John F. Kennedy, así como en la Lope de Vega con Roberto Pastoriza y en la Sarasota con Winston Churchill.

Al hablar con ciudadanos que concurren en esas intersecciones de forma diaria para ir a trabajar y visitar los centros comerciales conocidos de esas zonas, afirmaron que volvió a incrementarse la presencia de estos infantes y sus madres.

Carmen Muñoz, quien reside próximo a la Sarasota, expresó que desde hace dos semanas se nota aún más la presencia de esos niños pedigüeños en esa zona. Dijo que hasta hace varias semanas, esos ciudadanos se colocaban en las esquinas desde las 9:00 de la mañana, pero hace varios días notó que se agrupan muchos en horas de la tarde, principalmente entre las 12:00 del mediodía y las 7:00 de la noche.

“Me da pena ver a esos niños a la intemperie y hasta acompañados por sus madres. Entiendo que el Estado tiene que hacer algo urgente”, sostuvo Muñoz.

Otras personas que trabajan por ese lugar expresaron descontento ante la presencia de esos ciudadanos ya que en ocasiones suelen actuar de una forma agresiva y violenta.

Preocupa que haya consecuencias negativas

Ciudadanos consultados por elCaribe dijeron que de las autoridades no controlar la presencia de esos menores haitianos en las vías puede que haya consecuencias negativas para estos. Resaltan que esos menores son vulnerables a abusos físicos y sexuales en las calles donde se exponen con el fin de buscar sustento.

Fuente :el Caribe

Deja tu comentario:

Botón volver arriba