Internacionales

“Macron el insolente” y “el demonio de París”: por qué el mundo islámico está furioso con el presidente francés y Francia.

“No vamos a renunciar a nuestras caricaturas”, dijo Emanuel Macron durante un homenaje a Samuel Paty, el profesor francés decapitado por mostrar en clase dibujos del profeta Mahoma.

Y ahora es la efigie del mandatario francés la que está siendo quemada en furiosas protestas a lo largo y ancho del mundo islámico, donde se le ha dibujado como un demonio y acusado de adorar a Satanás.

  • Qué es el “separatismo islamista”, el concepto en el centro del debate tras la decapitación de un profesor de historia en Francia

Con las tensiones en alza, las autoridades francesas les pidieron a sus ciudadanos en varios países islámicos actuar con cautela y mantenerse vigilantes.

Y el alcalde de Niza, Christian Erosi, pareció sugerir una vinculación entre ese descontento y el asesinato de dos personas en la catedral de esa ciudad francesa este jueves.

“13 días después de #SamuelPaty, nuestro país ya no puede contentarse con las leyes de la paz para acabar con el islamo-fascismo“, agregó el alcalde.

  • Ataque en Francia: al menos dos muertos en ataque con cuchillo dentro de la catedral de Niza

Y el enojo con Francia también ha hecho que musulmanes de todo el mundo están boicoteando productos y compañías francesas, un llamado al que se sumó incluso el presidente de Turquía, Recep Taryipp Erdogan.

Deja tu comentario:

Botón volver arriba