Internacionales

#Covid19Hoy: con la Sputnik V, Argentina inicia su proceso de vacunación contra el virus

Este martes, con la primera dosis a una enfermera, la nación emprendió el “camino de esperanza” citado por el presidente Alberto Fernández. Aunque la vacunación se da en un clima de desconfianza social, esta será progresiva y centrará sus 300.000 inyecciones iniciales en el personal de la salud. Una esperanza que protagoniza a la par Alemania pese a sus elevadas muertes, mientras que India recibió ya seis casos de la nueva variante del virus.

Dos instantáneas definen la jornada de hoy: por un lado, la dicha de saber que otro país más, en este caso Argentina, ya está vacunando a la población; por otro lado, continúan las infecciones, reforzadas por la alta propagación de la nueva variante.

Por ella, además de un repunte de las muertes en algunas naciones europeas como Alemania, gobiernos como el alemán o el francés valoran mantener y prolongar sus actuales restricciones y de distanciamiento social.

Una contrariedad que se produce cuando el mundo registra ya más de 81 millones de casos por Covid-19, de los que se han recuperado más de 46 millones y por los que han perdido la vida más de un 1,7 millones de personas, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins.

A continuación, las noticias más destacadas sobre la pandemia, este martes 29 de diciembre:

  • La vacuna rusa permitió a Argentina comenzar su vacunación

Como lo reporta la agencia EFE, con un pinchazo a una enfermera, Argentina inició este martes su proceso de vacunación contra el SARS-CoV-2. La primera dosis fue aplicada a una trabajadora de la salud de la provincia de Buenos Aires, imagen que ya se está dando en simultáneo en todo el país, gracias al lote de 300.000 vacunas rusas Sputnik V, destinadas principalmente al personal sanitario.

Tras esta primera colocada en el Hospital San Martín, en la ciudad de La Plata, se inyectaron otras dosis a una trabajadora de la limpieza, a un médico terapista y al gobernador bonaerense Axel Kicillof. Del mismo grupo político que el Gobierno del presidente Alberto Fernández, con su gesto quiso generar confianza en la vacuna procedente de Rusia.

Ya en la ciudad de Buenos Aires, desde temprano el foco se puso en el Hospital Argerich, en el que dicha vacuna se comenzó a aplicar a una enfermera, a una bioquímica, a una médica, a una quinesióloga y a un camillero. Allí este proceso se repetirá en otros 17 centros públicos y 20 privados.

La logística que ha emprendido Argentina es vacunar en 24 distritos a la vez, dando prioridad en esta primera fase a los trabajadores de la salud, que serán los primeros en recibir la vacuna de este primer lote de entre 55 y 60 millones de dosis que tiene previsto ir percibiendo entre diciembre y julio, de acuerdo a sus contratos con varias farmacéuticas.

Este reparto se dará en función de los contagios en el territorio: por ejemplo, hasta ahora, la provincia de Buenos Aires es la que más dosis tiene (123.000), seguida de Santa Fe (24.100), la capital (23.100) y Córdoba (21.900).

Del mismo modo, tras la etapa de vacunación al personal de grandes aglomerados urbanos, de unidades de cuidados intensivos y de laboratorio, el país comenzará la vacunación progresiva del resto de la población. Primero los adultos de más de 70 años, después las personas de entre 60 y 69, quienes trabajan en el Ejército y en roles de seguridad, y los adultos de 18 a 59 años que sean grupos de riesgo o sean personal docente.

“Un camino de esperanza”, como lo definió el mandatario Fernández, que se da en un leve aumento de las infecciones, que este lunes alcanzaron las 1.590.513, para un total de 42.868 muertes.

El reto actual de Argentina es propiciar un clima de aceptación de la vacuna, que ha generado, en palabras del ministro de Salud de la capital, “mucho debate social”. Tanto medios de comunicación como personalidades políticas han abordado la Sputnik V con desconfianza, por lo que se solicita al Instituto Gamaleya un estudio técnico en mayor detalle.

  • Alemania contabiliza 852 fallecimientos en un día

Las autoridades sanitarias del país registraron este martes la cifra de mortalidad diaria más alta de estas festividades, con 852 víctimas fallecidas con o por el virus. 962 muertos en 24 horas fue el último máximo registrado hace una semana, igual que la mayor marca de contagios data del 18 de diciembre, con 33.777.

Para esta jornada el Instituto Robert Koch a cargo informó de muchos menos casos, 12.892, en un cómputo que podría ser más elevado ya que Alemania está haciendo menos test en estas fechas. En total, la incidencia acumulada en siete días por cada 100.000 habitantes está en 149,2 casos, cuando hace una semana era de 197,6.

Estas diferencias también se perciben dentro del territorio: mientras que el estado federado de Sajonia tiene una incidencia de 364,7 casos, en Berlín es de 145,1 y en Mecklenburgo-Antepomeria es de 77,2, mucho más baja. Así, en Alemania el factor ‘R’ de reproducción del virus, que considera las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, se ubica en 0,74. Lo que significa que de cien contagiados estos infectan de media a otras 74 personas.

Ante este panorama, la nación más poblada de la Unión Europea valora al igual que Francia prolongar las actuales restricciones en la vida pública, que terminarían el 10 de enero. Desde el Gobierno alemán se preguntan si podrán recuperar la actividad escolar para entonces, ahora en vacaciones navideñas prolongadas debido al virus.

El próximo 5 de enero, la canciller Angela Merkel se referirá a estas cuestiones en una nueva reunión junto a los líderes regionales de los llamados ‘Länder’. Hoy por hoy, Alemania ya cuenta con un total de 1.664.726 casos, 1.277.900 recuperados y 30.978 fallecidos.

  • La nueva variante del coronavirus llegó también a India

La nación asiática confirmó haber hallado en su territorio los seis primeros casos de la variante que está afectando a Reino Unido, tras analizar a alrededor de 33.000 pasajeros procedentes de este país entre el 25 de noviembre y el 23 de diciembre.

“Un total de seis muestras de seis personas retornadas de Reino Unido han dado positivas de la nueva variante del genoma”, comunicó el Ministerio de Salud indio mediante un informe que precisa que se detectaron en laboratorios de las ciudades meridionales de Bangalore y Hyderabad, y de la occidental Pune.

“Estas personas han sido mantenidas en aislamiento en habitaciones individuales de instalaciones sanitarias designadas por los respectivos gobiernos estatales. Sus contactos han sido puestos en cuarentena. Se ha iniciado un rastreo completo de contactos de compañeros de viaje, contactos familiares y otros”, añade el Gobierno en su comunicado.

El 23 de diciembre, India cerró sus puertas a los vuelos desde suelo británico, pero los últimos viajes le han aportado 114 positivos por el coronavirus que no es de tan alta capacidad de transmisión. Esto en el segundo país más afectado del mundo –por detrás de Estados Unidos– con más de 10,2 millones de infecciones.

Por fortuna, India ha ralentizado dicha propagación y, aunque aún es elevado, hoy reporta 16.432 casos nuevos, su cifra más baja en seis meses. En lo referente a los decesos, el país cuenta ya con 148.153 muertes relacionadas con la enfermedad.

Fuente: EFE

Deja tu comentario:

Botón volver arriba