Entretenimiento

Anya Taylor Joy es la más bella, pero ella no se lo cree

La actriz confesó que jamas se ha sentido lo sufiecientemente “hermosa o bonita" para tratar de encajar en Hollywood

Anya Taylor Joy es considerada la actriz del momento, con unos ojos misterioso y un flamante cabello cobrizó cualquiera pensaría que esta actriz es inalcanzable y es que después de su éxito interpretando a “Beth Harmont” en “Gambito de Dama” muchos pensarían que la chica ya tiene una carrera asegurada en la industria del cine, pero eso no es lo que ella entiende.

La actriz confesó en una entrevista para el diario “The Sun” que jamas se ha sentido lo sufiecientemente “hermosa o bonita” para tratar de encajar en Hollywood.

“No creo que sea lo suficientemente linda para encajar en la industria del cine, algo que suena algo patético porque mi madre y mi novio me han advertido que la gente a mi alredor pueden pensar que estoy mal, al decir esas cosas, pero es a verdad mi aspecto físico es muy raro para Hollywood”, explicó la artista.

La joven de 24 años también dijo que nunca asiste a los teatros a ver sus películas, además de que tuvo un ataque de pánico cuando la llamron para intepretar al personaje de Emma de la novela de Jane Austen del mismo nombre.

“Tuve un ataque de pánico cuando interprete a Emma, porque pensaba que sería una Emma fea y eso no podría ser, porque el personaje en la película es rica, bonita e inteligente”, expresó Taylor.

Anya supo que quería ser actriz desde que tenia seis años y a esa edad se lo comunico a sus padres quienes se quedaron un poco curiosos.

Esta actriz es una cajita de sorpresas pues su etnia es una liga muy particular ya que su madre es africana y española, mientras que su padre es argentino y escoces, por lo que cuando estaba al inicio de su adolescencia se mudo desde argentina hacia Inglaterra, donde tuvo un duro inicio ya que le hacia Bullying en la escuela por su aspecto y se encerraba en el baño a llorar.

“Argentina es todo verde y hay animales  por todos lados, entonces de pronto me veo en una enorme ciudad donde no se hablar ni una gota de inglés y donde me sentía que realmente no encaja allí”, explicó la joven.

Anya también aseguró que tenía un aspecto demasiado “Ingles” para decir que era argentina, pero que en Inglaterra era demasiado “americana”, por lo que no encajaba bien en ningún lado.

“Pase mucho tiempo llorando en los baños de la escuela, yo era muy solitaria cuando estaba pequeña, me sentía tan sola entonces cree esta locura en mi cabeza donde creía que la soledad era mala”, reveló Anya.

Para su fortuna la actriz descubrió que si había un lugar donde encajaba a la perfección y ese fue el mundo de las pasarelas, pues los diseñadores quedaron encantados con su exótica belleza, luego de eso trabajó para hacerse espacio en el mundo de la actuación

Cuando le ofrecieron el papel de Beth Harmont en Gambito de Dama de la plataforma streaming “Nteflix”, la joven no dudo en tomarlo enseguida y es que Beth y ella al final tienen un poco en común.

Fuente: Listín Diario

Deja tu comentario:

Botón volver arriba